Diario de Sevilla: miércoles 28 de septiembre de 2013
Texto de Noelia Márquez

Una juez condena a pagar 104.000 euros al SAS por la muerte de un bebé

El tribunal considera que una cesárea inmediata y una prueba médica habrían permitido al niño sobrevivir. El pequeño sufrió lesiones fatales por falta de oxígeno

El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Sevilla ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar con 104.251 euros a una pareja sevillana, Inmaculada Ponce y David Galán, por la muerte de su primer hijo debido a una negligencia médica durante el parto. La magistrada considera que la omisión de una médica que permite detectar la falta de oxígeno al bebé y la no realización de una cesárea inmediata provocó un sufrimiento fatal que impidió la supervivencia del pequeño a los pocos días.

(…) Los monitores advertían de alteraciones cardiacas en el bebé y «pese a ello no realizaron la prueba (ph) indicada en los protocolos para estos casos y que permite a los médicos detectar una posible falta de oxígeno al bebé», denunció ayer la abogada de la familia, María Jesús Villalpando, letrada de la Asociación El Defensor del Paciente.
.