Universal-Mugenat afirmaba que la pequeña que sufría parálisis cerebral, epilepsia y encefalopatía multiquísticano, no necesitaba cuidados porque había mejorado.


EFE SEVILLA, 08 SEPTIEMBRE, 2016 – 13:55H

La madre tuvo que dejar su trabajo para cuidar a su hija, que sufre la más grave parálisis cerebral que puede tener un ser humano, más epilepsia, y encefalopatía multiquística, por lo que necesita del cuidado de un tercero para absolutamente todas las tareas de su vida, según la asociación Defensor del Paciente, que ha ganado el caso.
En la sentencia del juzgado de lo social 4 de Sevilla, que es firme, se explica que el 16 de febrero de 2015, los padres de la menor recibieron una carta en la que le comunicaban que desde esa fecha quedaba extinguida la prestación de 29,19 euros diarios que la madre venía recibiendo desde 2014.
Para ello, la mutua esgrimía que la pequeña ya no necesitaba cuidados porque había mejorado, lo que no ocurrió por la grave enfermedad de la niña, y además estaba escolarizada.
La sentencia recuerda que el hecho de que la menor acudiera a un centro especial unas horas no significa que tuviera mejoría y que no necesite cuidados permanentes.
Por ello, el juez ha decidido condenar a la mutua a la devolución de las cantidades que dejaron de percibir desde la extinción de la prestación el 16 de febrero de 2015 y al restablecimiento de la prestación.
El Defensor del Paciente subraya que el estado de la menor se debe a una negligencia médica cometida durante el parto, motivo por el que el que se condenó al Servicio Andaluz de Salud.
También denuncia la «falta absoluta de sensibilidad social por parte de instituciones» porque, tras crear el problema, «deberían cuidar del bienestar de estos ciudadanos en lugar de «rapiñar» prestaciones a las que están obligados».
Además, la asociación denuncia que «son muchos los casos en que se ahorran dicha prestación al decidir, el maltrecho ciudadano, no entablar ninguna batalla» para lograr cantidades a las que tienen derecho.

Diario de Sevilla 8 de septiembre 2016

Condenan a una mutua por retirar la prestación a una madre con una hija enferma